premio bernaola

MEJOR TESIS DE MAESTRÍA EN FÍSICA MÉDICA

La Asociación de Ex Alumnos del Instituto Balseiro (AEIB) otorga anualmente el Premio Omar Alberto Bernaola a la Mejor Tesis de Maestría en Física Médica (MFM) del Instituto Balseiro.

El premio se otorga según este procedimiento.

recepción

Año a año, quiénes recibieron la distinción y título de la tesis.

2018

Magister María Victoria Bortulé por su trabajo “Desarrollo de un fantoma dinámico y antropomórfico de corazón para Medicina Nuclear

2017

Magister Melisa Giménez, por su trabajo “Dosimetría basada en sensores MOS para uso en haces mixtos de fotones“. 

2015

Magister Diego Carrasco Díaz por su trabajo “Desarrollo de un método de cálculo del tipo convolución / superposición y modelado de estructuras para haces externos de fotones“.

2014

Magister María Julieta Irazoqui por su trabajo “Modelado, análisis y evaluación de magnitudes involucradas en el cálculo de dosis mediante métodos convolución/superposición para haces externos de fotones de alta energía“.

2013

Magister Mariano Daniel Yanzón Rauek por su trabajo “Cuantificación por RMN de sobrecarga de hierro en miocardiopatías“.

Quién fue omar alberto bernaola

 

Breve reseña escrita por la Dra. Verónica Grunfeld:

 

“Físico”, (a secas) como él decía cuando le preguntaban por su título, nos ha dejado el pasado 24 de marzo, habiendo desarrollado una larga e importante labor en nuestro medio científico, incluso enfermo en sus últimos años.

Nació en la ciudad de Cruz del Eje, Pcia. de Córdoba, el 7 de abril de 1937. Su temprana vocación por la física lo llevó al Instituto de Matemática, Astronomía y Física de Córdoba (entonces IMAF) donde estudió entre 1957 y 1960, y de ahí al Instituto Balseiro de Bariloche, donde se recibió en 1963. Tuvo allí la oportunidad de desarrollar su habilidad experimental, ayudado por una gran intuición física y motivado por la cercanía de importantes figuras de nuestra ciencia, como Balseiro, Gaviola, Beck, Maiztegui, Thieberger y muchos otros. Ya egresado, con beca de post grado de la CNEA, trabajó en electrónica nuclear y contribuyó al desarrollo de un equipo de efecto Mössbauer, muy poco tiempo después de que la importancia de este fenómeno fuera reconocida, en 1961, con el otorgamiento de un Premio Nóbel a su descubridor, el físico alemán Rudolf Ludwig Mössbauer.

Omar ingresó hacia los años 80 al Departamento de Radiobiología de la CNEA, donde fue pionero en la aplicación de métodos físicos a problemas biológicos. Sus estudios de daños por radiación en sistemas vivos le llevaron al problema de la dosimetría, y éste al campo de la utilización de trazas nucleares. Para ello Omar impulsó numerosos estudios destinados a entender la física ligada a las trazas y poder así extraer información válida de su observación y medición, formando un grupo de trabajo de físicos jóvenes. Este grupo logró muy pronto desarrollar una teoría de la cinética submicroscópica de la formación de trazas en diferentes materiales, que luego utilizaron para obtener información del mecanismo de pérdida de energía cuando un ion rápido atraviesa un material. Fueron pioneros en la utilización del método de réplica de las trazas, lo que les permitió obtener parámetros cuantitativamente precisos de estos fenómenos, tanto en materiales orgánicos (polímeros) como inorgánicos (mica, SiO2).

Varias decenas de publicaciones en revistas internacionales sobre este tema, incluyendo artículos de review, convirtieron a Omar en un referente internacional en el estudio y aplicación de las trazas y le llevaron a organizar y a participar en varias conferencias internacionales y a convertirse en Regional Representative of the Office Bearers of the International Nuclear Track Society entre 1988 y 1998 y en miembro del Executive Committee and Regional Representative de la International Nuclear Track Society, teniendo que renunciar por enfermedad en 1994.

Otros estudios que realizó se centraron en métodos de terapia por bombardeo iónico, daños por radiación, comportamiento de polímeros, etc. Entre los años 1991 y 1993 fue Jefe del Departamento de Radiobiologia de la CNEA.

Su participación fue decisiva en la creación de SAFIM (Sociedad Argentina de Física Médica) de la que fue uno de los fundadores, tras haber organizado el Primer Workshop de Física Médica en San Carlos de Bariloche, en 1988. Es importante remarcar su empeño en que los jóvenes, becarios, y estudiantes pudieran participar de estas reuniones, respondiendo a su constante preocupación por las nuevas generaciones de científicos. En esta Sociedad ocupó el cargo de Tesorero entre 1990 y 1991, y además fue Vice Presidente entre 1992 y 1993 y posteriormente Presidente, en 1994.

También fue miembro fundador de la SARRF (Sociedad Argentina de Radioterapia Oncológica, Radiobiología y Física) en 1983. Participó como miembro de otras Sociedades Científicas además de las ya mencionadas, entre ellas: AATN (Asociación Argentina de Tecnología Nuclear), AFA (Asociación Física Argentina, de la que fue nombrado Miembro Honorario en 2011), ASOVAC (Asociación Venezolana para el Avance de las Ciencias), NYAC (New York Academy of Sciences), SAR (Sociedad Argentina de Radioprotección) y APCNEA (Asociación de Profesionales de la CNEA, en la que formó parte del Comité de Ética).